Unidad 1. TENEMOS MEMORIA

El nombre oficial de nuestro país, es decir, el que tiene ante el mundo, es Estados Unidos Mexicanos; también le llamamos Republica Mexicana o México. Estos tres nombres son correctos y hacen referencia a nuestro país, reconocido mundialmente por su riqueza natural y cultural. En este tema revisaremos la ubicación geográfica de México y los símbolos patrios que dan unidad y representatividad a su identidad múltiple, conformada por manifestaciones, voces y rostros diversos.

Relaciona la opción correcta sobre la ubicación geográfica de México

1.- México limita al este con                                    (     )  Estados Unidos

2.- México limita al Oeste con                                  (     )  Guatemala  y Belice

3.- México limita al Norte con                                   (     )  Golfo de México

4.- México limita al Sureste con                                (     ) Océano pacifico

 

Los continentes

Para conocer mejor la ubicación geográfica de México en el mundo revisemos información que nos puede ser útil. La Tierra tiene una superficie aproximada de 510 100 000 km2, de los cuales 150 100 000 km2 son tierra firme, el resto está ocupado por océanos y mares.

En la década de los cincuenta, científicos que estudiaban las cadenas montañosas que hay en el fondo marino descubrieron que del centro de esas formaciones salía magma del interior de la Tierra. El magma, al enfriarse, originaba rocas que se acomodaban a uno y otro lado de la hendidura central.

Esas investigaciones permitieron, a principios de los años sesenta, llegar a la conclusión de que la corteza se renueva continuamente, que está formada por piezas o placas independientes, que flotan y se mueven muy lentamente.

Estos movimientos provocan cambios en la superficie de la Tierra. Por ejemplo, hace aproximadamente 300 millones de años, las placas formaban una sola masa continental, conocida como Pangea. Posteriormente, las placas se desplazaron dando lugar a otros continentes. El estudio de los cambios hasta ahora ocurridos en las placas terrestres permite saber cómo ha cambiado la superficie de los continentes y que los continentes seguirán cambiando.

Pangea. Hace 200 millones de años.

Continentes hace 65 000 años.

Disposición actual de los continentes.

Continentes dentro de 50 millones de años.

La Tierra firme se divide en seis continentes: África, América, Antártida, Asia, Europa y Oceanía. En el hemisferio norte de la Tierra se encuentra la mayor parte de la extensión territorial de los continentes. Actualmente, existen más de 200 países; el número, extensión y nombres de muchos de ellos han cambiado a lo largo de la historia de la humanidad. México se localiza en el continente americano.

África.

La extensión de este continente es de 30 300 000 km2. Su suelo está constituido por extensas llanuras, mesetas y once sistemas montañosos; el clima es muy cálido, ahí se localiza el mayor desierto de la Tierra, el Sahara. Dos países de África, Zaire y Madagascar, son reconocidos, a nivel mundial, por su gran variedad de formas de vida o biodiversidad. El continente se encuentra habitado por grupos culturales con acentuadas diferencias: negros, árabes, europeos y asiáticos, entre otros.

América.

Este continente tiene una extensión de 42 500 000 km2. Su suelo se caracteriza por extensas cadenas montañosas que se localizan, principalmente, sobre su costa occidental. En el Norte, forman macizos conocidos como Montañas Rocosas, Sierra Madre Occidental y en el Sur, los Andes, que es la cordillera más larga del mundo.

En el continente americano se distinguen tres zonas geográficas diferenciadas: la primera se conoce como América del Norte, que abarca desde Alaska hasta México; la segunda es América Central que comprende desde Belice y Guatemala hasta Panamá; y la tercera es América del Sur, que abarca desde Colombia hasta la Patagonia. Estas tres regiones presentan fuertes contrastes naturales, económicos, sociales y culturales.

Asia

Este continente tiene la mayor extensión territorial, 44 900 000 km2. En el Norte se extiende desde la región polar hasta la zona del ecuador, en el Oeste limita con Europa, el mar Rojo y el mar Mediterráneo y al Este con el océano Pacífico. En Asia encontramos una gran diversidad de climas, paisajes y seres vivos. China, India, Indonesia, países de este continente, son reconocidos mundialmente por su biodiversidad. Asia es el continente más poblado: en él vive un poco más de la mitad de todos los seres humanos.

Europa

La extensión territorial de Europa es de 9 900 000 km2, es pequeña comparada con la extensión de los tres continentes anteriores. Al Este limita con el continente asiático del que está separado por los Montes Urales; al Oeste limita con el océano Atlántico y al Sur con el mar Mediterráneo. No obstante su reducida extensión geográfica, en este continente se ubican algunos de los países más altamente industrializados de la Tierra: Inglaterra, Alemania, Francia e Italia, entre otros.

Oceanía.

Este continente tiene la menor extensión territorial: 8 500 000 km2. Se encuentra formado por más de 7 mil islas que se ubican en el océano Pacífico, las más extensas de ellas son: Australia, Nueva Zelanda y Papúa-Nueva Guinea. Aproximadamente, 20 de esas islas permanecen bajo el dominio de otros países como Estados Unidos y Francia.

Antártida

Es el territorio que se encuentra más hacia el sur de la Tierra, en la zona conocida como Polo Sur. Tiene una extensión de 14 000 000 km2. Sus límites son los océanos Atlántico, Pacífico e Índico. Su característica principal es que la totalidad del territorio está cubierta por hielo; la temperatura media es la más fría del mundo, de -18 °C.

En la Antártica se encuentra la mayor reserva de agua dulce, aproximadamente el 70% del agua que hay en el planeta. Debido a las extremas condiciones climáticas, la población que habita este continente lo hace por temporadas reducidas y con fines de investigación.

El territorio nacional

América se extiende del Polo Norte al Polo Sur; se subdivide en tres porciones: América del Norte, América Central y América del Sur.

México forma parte de América del Norte.

La República Mexicana tiene una extensión territorial de casi 2 000 000 km2. Nuestro país colinda al Norte con Estados Unidos de América, a lo largo de 3 152 km; al Sureste con Guatemala y Belice, con un límite total de 1 149 km; al Oeste con el océano Pacífico y al Este con el Golfo de México.

Otras raíces de nuestra cultura

El 12 de octubre de 1492, los españoles llegaron a América. A partir de esa fecha, los europeos realizaron diversas expediciones que dieron como resultado la conquista de las tierras del llamado Nuevo Mundo; surgen entonces las colonias o territorios que dependían de países europeos como España, Inglaterra, Portugal y Francia.

En 1521, los españoles, comandados por Hernán Cortés, vencen uno de los más importantes centros del poder indígena del norte de América, México-Tenochtitlan. Con la rendición del territorio habitado por los aztecas o mexicas se da inicio a un periodo de colonización durante el cual las tierras conquistadas se convirtieron en colonia de España, es decir, en un territorio bajo el dominio de los reyes de España. Este dominio continuó hasta 1821.

En las tierras descubiertas existían diferentes grupos étnicos a los cuales los españoles dominaron; muchos de ellos pasaron a ser peones en las tierras que antes fueran suyas; otros retrocedieron y abandonaron sus tierras; algunos más resistieron y fueron exterminados. En los dos primeros casos, se inició un intenso intercambio cultural que dio origen a una nueva cultura, la cultura mestiza.

Para el caso de México, el mestizaje biológico, representado inicialmente por descendientes de la unión de españoles e indígenas, dio paso a un mestizaje cultural. Como resultado de éste los mundos indígenas incorporaron a sus formas de representación nuevos símbolos, crearon nuevas costumbres, creencias, prácticas religiosas y dieron una nueva vida a la lengua heredada, no sin violencia, por los españoles

Símbolos patrios

Escudo nacional.

Una de las referencias más antiguas que tenemos de dos de los componentes del Escudo Nacional, el águila y la serpiente, se remonta, aproximadamente, al año 859 de nuestra era, dentro de la cultura tolteca. Los toltecas representaban las culebras gemelas, cohuatl, y el ojo del águila que representaba al Sol que observaba el universo.

Para las culturas prehispánicas el águila y la serpiente representaban a sus dioses, en tanto que para los españoles estas representaciones estaban asociadas a otros significados, particularmente en lo que se refiere a la serpiente, que se encontraba muy vinculada con los dogmas religiosos de los conquistadores.

Durante la época del virreinato se prohibió el uso del águila porque se le consideraba de origen pagano. Durante la lucha de independencia se retomó al águila como símbolo de México, primero en la bandera insurgente de la junta de Zitácuaro y posteriormente, en el imperio de Agustín de Iturbide.

En el año de 1823, el Congreso Constituyente determinó que el águila con la serpiente entre las garras, parada en un nopal rodeada de una rama de laurel y otra de encino, sería el sello de nuestro país.

En el siglo XX, Venustiano Carranza expidió un decreto en el que se establecía que la representación del Escudo Nacional debería corresponderse con los viejos códices, el águila de perfil posada sobre un nopal y éste sobre una piedra en el agua. Debido a las condiciones políticas que vivía el país, el decreto no entró en vigor y el diseño fue modificado posteriormente.

En 1934 se expidió un decreto en el que se determinó la representación que tendría el Escudo Nacional; se conservó el águila de perfil, se estilizó su plumaje y la forma de la serpiente. Posteriormente, en los años de 1967 y 1983 se emitieron decretos para reglamentar el uso de los símbolos nacionales: Escudo, Bandera e Himno Nacionales. El último de estos decretos entró en vigor el día 24 de febrero de 1984. En él se señala que: “El Escudo Nacional está constituido por un águila mexicana, con el perfil izquierdo expuesto, la parte superior de las alas en un nivel más alto que el penacho y ligeramente desplegadas en actitud de combate, con el plumaje de sustentación hacia abajo tocando la cola y las plumas de ésta en abanico natural.

Bandera nacional

El origen de la Bandera Nacional también se remonta a la época prehispánica. Dentro de la cultura tarasca existía la costumbre de llevar estandartes o banderolas de colores verde, blanco y rojo, pero por separado. Se dice que gobernantes de distintos reinos tarascos eligieron los colores verde, blanco y rojo porque con ellos querían representar la coloración del plumaje de aves como el colibrí, la gaviota y la guacamaya, respectivamente. Se sabe que esos estandartes se unían como signos cuando algún guerrero resultaba vencedor.

Los aztecas, tlaxcaltecas y tepanecas también usaban estandartes que utilizaban para identificar a su gobernante o a su estado.

Se tiene conocimiento de que entre 1812 y 1817, aparece la primera bandera tricolor en el ejército de Guadalupe Victoria o en el de Nicolás Bravo. En el año de 1815, el Congreso emitió un decreto en el cual se propone la creación de tres banderas: de guerra, parlamentaria y de comercio. Posteriormente, el día 24 de febrero de 1821, fecha en la que se proclamó el Plan de Iguala, se empieza a utilizar una bandera nacional que por encargo de Iturbide tenía franjas diagonales de color rojo, verde y blanco, con una estrella en cada franja y en el centro una corona imperial.

En 1823, el Congreso Constituyente establece oficialmente que la Bandera Nacional será tricolor: verde, blanco y rojo con un águila en el centro, sin corona. De entonces a la fecha la posición del águila cambió en repetidas ocasiones. A partir del 30 de diciembre de 1983, fecha en la que se emite un nuevo decreto que entra en vigor el 24 de febrero de 1984, se dispuso que la Bandera: “…consiste en un rectángulo dividido en tres franjas, verde, blanca y roja, donde en la central contendrá el Escudo Nacional, con diámetro de tres cuartas partes del ancho de dicha franja, siendo la proporción entre anchura y longitud de la bandera, de cuatro a siete.”

Himno nacional

El 12 de noviembre de 1853 se publicó en el Diario Oficial una convocatoria para componer un Himno Nacional. El día 5 de febrero de 1854 se dio a conocer que el poeta Francisco González Bocanegra, autor de la letra, era el triunfador. Él y el compositor de la música, Jaime Nunó, lograron que el Himno expresara las aspiraciones de libertad y defensa de la soberanía del pueblo mexicano, tan necesarias en ese periodo histórico.

RECORDEMOS

La República Mexicana se ubica al oeste del meridiano de Greenwich, en el continente americano; forma parte, con otros países, de la región geográfica conocida como América del Norte. México limita al norte con Estados Unidos de América, al sureste con Belice, Guatemala y el Mar Caribe, al este con el Golfo de México y al oeste con el Océano Pacífico.
Los límites que separan a nuestro país de sus países vecinos reciben el nombre de fronteras.
Las fronteras pueden ser naturales, como ríos o montañas; por ejemplo, el río Bravo en el norte y el río Suchiate en el sureste del país. Otras fronteras son artificiales, es decir, señalamientos o trazos convencionales que indican el lugar donde termina nuestro país e inicia otro.